Nuevas incorporaciones a ‘Madres’ de Telecinco
29/10/2019
‘GH VIP: Límite 48 horas’ crece en su doble emisión y no da tregua a la competencia
30/10/2019

El Bribón de Pablo Chiapella: Misión Salvar a Cuatro

Cuatro está en crisis. El segundo canal de Mediaset no encuentra su perfil diferenciado en una cada vez más fragmentada audiencia de televisión en España. Su audiencia no llega en muchas ocasiones al 5% de media del día, alejándose de su principal competidor, laSexta, y acercándose a los canales de la TDT como Factoría de Ficción o La2 de TVE. Para cambiar esto, llegará en noviembre El Bribón, el concurso que presentará el actor Pablo Chiapella, muy conocido por su papel de Amador en La Que Se Avecina, previsiblemente en el horario de tarde -o de 16 a 17 horas o de 19 a 20 horas, podrían ser las franjas escogidas-.

Cuatro no puede con laSexta, ni con deportes, ni con la tele transversal que le permite explotar el éxito de Gran Hermano Vip. LaSexta ha encontrado en el humor y en la información sus dos grandes temáticas que le reportan un notable éxito, sobre todo cuando la actualidad informativa está que arde, como ha pasado en octubre con la exhumación de Franco y el conflicto de Cataluña. Pero, ¿y Cuatro? Su perfil está difuso y sólo es reconocible Cuatro por sus ‘docurealities’. La mañana de Mujeres, Hombres y Viceversa y El Concurso del Año, no levanta cabeza y la tarde es una auténtica ruina, con un Todo es Mentira que ha recortado distancias con Zapeando, en laSexta, pero no lo supera nunca y un Cuatro al Día que se mueve entre el 3 y el 4%. Cuatro se salva de lograr peores resultados gracias a su prime time y a los fines de semana.

Sin informativos y sin una parrilla competitiva por las mañanas y las tardes, Cuatro necesita urgentemente habilitar programas que arañen puntos de cuota de pantalla a la competencia y, a ser posible, que no sea a costa de Telecinco, como sucede los martes, cuando la audiencia del primer canal de Mediaset se pasa en masa a Cuatro a ver el GH Vip. Tele transversal que deja en mínimos al cine de Telecinco.

El Bribón, con Chiapella, podría suponer un revulsivo para las tardes de Cuatro. Y está por ver si Joaquín Prats insufla share al Cuatro al Día de Carme Chaparro, que abandonará su conducción a finales de noviembre, probablemente haciendo coincidir el estreno con el del concurso de Amador. Cuatro necesita salami y mucha mandanga.