‘El Embarcadero’ T2 presenta su tráiler oficial
12/12/2019
‘La isla de las tentaciones’, primer gran formato de entretenimiento en Mediaset
13/12/2019

Explotar el idilio entre Gianmarco & Adara por parte de T5: objetivo dejar a Adara sin el maletín

Como se suele decir: lo poco gusta y lo mucho cansa, y la historia de Adara & Gianmarco, Gianmarco & Adara se está convirtiendo ya en una bola indigerible. No por los enamorados, que han tenidos contadas ocasiones para reencontrarse, si no por la manera de proceder de Zeppelin. Un hartazgo que podría calar en la audiencia y dejar sin el maletín a la que es su justa ganadora: Adara Molinero.

Si hay algo por lo que será recordada esta brillante -en audiencias- edición de GH VIP 7 -a parte de por la fuga de anunciantes por el llamado Caso Carlota dada la mala gestión de la productora, y que ha llevado el tema a la portada de toda la prensa internacional- será por el idilio de Adara (una mujer con marido e hijo recién nacido) y Gianmarco.

En el trasfondo de la cuestión, a ésta le pasa lo que le ocurre a muchas mujeres: está con un marido que al parecer no la valora como ella quisiera y se arroja en los brazos de un guaperas italiano que sí lo hace.

Esta historia, bonita por momentos, está siendo explotada hasta la saciedad por la cadena y productora. Copa horas en El programa de Ana Rosa, en Ya es mediodía, en Viva la Vida, en Sálvame, en Socialité y en Sábado Deluxe. Y en todas se repite el mismo mantra, en ocasiones machista, sobre esta relación.

Muchos tertulianos se lanzan las manos a la cabeza de cómo Adara con un marido y un hijo ha hecho lo que ha hecho, morreo incluido, con el italiano. Mientras el marido fuera llora… ah no, le pone demandas y hace exclusivas. Todo muy normal. En definitiva: abusar del tema de Gianmarco & Adara, hacer que la audiencia aborrezca la historia y por ende colaborar a a que Adara se le reste apoyos y convertir a Mila o Alba Carrillo en la ganadora de esta edición. El Objetivo.

Meter a Gianmarco a pasar una noche en la casa ha sido una canallada para Adara

No nos engañemos, a nivel de tele vende mucho más y tiene un recorrido más largo en los medios una Alba o una Mila ganadora que una Adara con menos verborrea y más parada delante de las cámaras. Adara ha sido y es la gran protagonista de esta edición pero como la productora ha gestionado este tema es cuanto menos tendencioso y aburrido.

Estamos de acuerdo que la tele es la tele pero lo que no es de recibo es que metan a Gianmarco en la casa a poco más de una semana de la final para pasar una noche con las finalistas buscando lo que la cadena quería encontrar: el beso entre éste y Adara. ¡Los más puretas -incluido El Gato Encerrado- se han echado al cuello de la madrileña!

¿De verdad Zeppelin no sabía que esto le podía perjudicar sobremanera a Adara? La excusa podría ser “los espectadores eligieron mediante sus votos que fuera el concursante italiano quien pasara una noche en la casa”. ¡Tócate las narices! Ellos sabían perfectamente que la audiencia, por el morbo, iba a elegir a Gianmarco.

Me da la sensación de que no se quiere la victoria de Adara, que quede como segundona y que “una chica de la cadena” como Alba gane el maletín

Me da la sensación de que no se quiere la victoria de Adara, que quede como segundona y que “una chica de la cadena” como Alba gane el maletín. Alba, que dijo de todo y en directo a la productora a mitad de concurso. Pero a la productora le da igual, hay que exprimir la historia de Adara y Gianmarco para aborrecer a la audiencia y robarle el maletín a la chica.

Adara ha sido la auténtica esencia de GH, la gran protagonista: ha estado en mitad de grandes broncas, ha participado en las pruebas, se ha reído, ha regalado momentos inolvidables con Joao, se ha reconciliado con sus enemigos (Joao, Pol, Alba, Mila, Noemí…), ha llorado y se ha enamorado. No se ha pasado el concurso con malas caras y criticando todo y a todos como Alba. El próximo jueves será la final y seremos testigos de esto, de como Adara se queda injustamente (de nuevo) sin su más que merecido premio: el maletín.