Intercambio consentido, la cabezonería de A3 en triunfar con un tipo de programa donde solo acumula fracasos

OT no es tan liberal como pensábamos: no deja cambiar el “mariconez” de la canción de María Villar
15/10/2018
Miriam y el “adarazo” que le prepara Telecinco en GH VIP
19/10/2018

Intercambio consentido, la cabezonería de A3 en triunfar con un tipo de programa donde solo acumula fracasos

Antena 3 estrenó anoche un nuevo programa de parejas. O más bien un nuevo fracaso en audiencias ya que solo consiguió un 10% de audiencia y poco más de un millón de espectadores. Un nuevo dating show que, todo apunta, llega para seguir llenando la vitrina de fracasos de la cadena en este género.

Una cosa hay que agradecer a la cadena de San Sebastián de los Reyes, su constancia y tozudez en intentar que este género baratísimo le dé buenos resultados. Porque imagino que es por eso por lo que l dan luz verde a este tipo de programas, porque son realmente baratos y rápidos de producir porque si no, no le encuentro más sentido.

Imagino que la única razón de ser de programas como estos es que son baratos y rápidos de producir

Intercambio consentido no aporta nada nuevo, de hecho es incluso es peor que Casados a primera vista. Parejas en crisis que se separan, viven con otras parejas que no conocen y después del experimento deciden si quieren volver o no con sus parejas reales. Un circo, vamos. El programa resultó tremendamente soso y aburrido. Invitaba a meterse en la cama para seguir descansando del fin de semana. Y de nuevo con un guión y unas situaciones tan forzadas que no provocan el más mínimo interés.

Este género le ha funcionado siempre mejor a Cuatro, aunque sí que es cierto que la sobresaturación del mismo ha llevado a que ya no sea tan exitoso en sus últimos experimentos: las últimas ediciones de Granjero busca esposa o Quién quiere casarse con mi hijo. Sin embargo  a la cadena de Mediaset -que aspira a menos audiencia que Antena 3 por naturaleza- le salen mejor, porque se los toma con humor y les envuelve en un aire trónspido que, al menos, te ríes. En los de Antena 3 no. Se toman demasiado en serio un género que no hay por dónde cogerlo. Intercambio consentido es un programa que, ojalá me equivoque, caerá en sucesivas semanas hasta terminar relegado en late night.

No interesó ni a los tuiteros encantados de destripar programas de televisión como terapia nocturna

La verdad es que no me explico cómo Antena 3 le da luz verde a estos programas que tienen de lejos la palabra FRACASO sobre la sien. Apenas unos cuantos tuits se molestaron en opinar sobre el programa, no interesaba ni a los “pérfidos” tuiteros encantados de destripar programas de televisión como terapia nocturna. Y luego, a dormir tan a gusto. ¿De verdad alguien puede creer que cuando llegan programas de este tipo pueden tener buena audiencia en horario estelar? Ni en estelar ni en nada. Y si no recapitulemos los últimos experimentos de Antena 3 en estos programas low cost:

– última temporada de Casados a primera vista: 11,5%

– Aquí mando yo: 8,4%

– Me cambio de década: 9,9%

Y aún con estos antecedentes le dan luz verde a algo tan aburrido como Intercambio consentido. ¿No será mejor ahorrar y producir un buen programa, tertulia, debate para esos primes times del fin de semana que agonizan en la cadena? Como diría Belén Esteban: PREGUNTO.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *