Màxim Huerta: ”Tengo propuestas de regreso a la televisión, pero ninguna de Mediaset
09/12/2018
Por fin acaba OT 2018, ¡que le dejen descansar!
14/12/2018

Las 6 grandes polémicas de GH VIP 6 sin un “mea culpa” ni de Zeppelin, ni de Telecinco

La edición número 6 de Gran Hermano VIP está a punto de echar el cierre. Han sido tres meses de grandes momentos televisivos, de mucha emoción, de muchos programas, debates y últimas horas, y cómo no de muchas polémicas. Quizás demasiadas.

Cuando ocurren polémicas como las que hemos vivido este año en la madre de todos los realities y viendo la repercusión que han adquirido casi todas, lo lógico es que la cadena y por ende la productora -o al revés- hubieran tomado cartas en el asunto, pero nada. El juego debía seguir y las polémicas debían desvanecerse de alguna forma porque sí. Podían haber hecho mucho más por remediarlas y no ha sido así.

En otras ediciones de GH, no fueron tan benevolentes. Y bien que hicieron. Castigaron con nominaciones disciplinarias o expulsiones agresiones verbales y conatos de agresión física. Incluso estrategias oscuras planeadas por concursantes. Pero este año nada y lo fuerte de todo es que ninguna de ellas ha sido una polémica boba de la que no hacer ni caso.

La cadena de los “12 meses, 12 causas” ha echado este eslogan y sus buenas intenciones por tierra en tan solo 3 meses. Zeppelin, la productora, y Tele 5, la cadena, se han equivocado. Cuando uno reconoce un error, lo asume y no pasa nada. Es de humanos. Algo así como un “me he equivocado y no volverá a pasar”, que dijo El Emérito. Pero no ha habido un ápice de autocrítica en ningún momento. Claro, cada gala ha sido un auténtico tsunami en audiencias y parece que ésta era la perfecta tirita ante tanta herida abierta y por tanto no había que hacer nada más.

Incitación al abuso sexual. Una de las primeras polémicas fue la protagonizada por Omar en la casa. Miriam borracha yacía en su cama y Asraf al lado. Omar le animaba a éste a hacer algo con la concursante. Repugnante. Y más en una sociedad como la española tan concienciada con el abuso machista y con casos tan recientes como el de La Manada. ¿Qué hizo la cadena en vez de expulsarlo o nominarlo directamente? Algo tan grave como esto se resolvió mediante una votación en una App. ¿En serio? Sí, solo eso.

Actitud repugnante de Suso. En la primera parte del concurso, el a día de hoy finalista Suso Álvarez, soltó sapos y culebras por su boca, en todo momento comentarios misóginos hacia su pareja dentro de la casa, Aurah, y hacia Miriam Saavedra. Perlas graves que es imposible hasta de repetir. ¿Qué hicieron cadena y productora? Que la madre del concursante y el propio Jorge Javier subieran a la casa a hablar con Suso. Huelga decir que Suso mantiene una gran relación con la cadena, una relación de amistad con Jorge Javier y con colaboradores de Sálvame, etc… se le protegió. Ni tan siquiera se le amonestó con una nominación directa porque para el transcurrir del programa interesaba que Suso estuviera dentro y si se le nominaba, hubiera salido a la calle.

Competencia estudia las denuncias de los espectadores. Estos dos hechos mencionados anteriormente llegaron a ser de tal calibre que incluso la CNMV tuvo que salir al paso asegurando que iba a estudiar los comportamientos agresivos denunciados por parte de algunos concursantes. A los que hay que añadir las perlas racistas de Ángel Garó, de todo menos un cómico.

La protección a Mónica Hoyos. Suso no ha sido el único concursante mimado por productora y cadena, también la obsesionada de Mónica Hoyos. Gracias al 24 horas han corrido como la pólvora videos de ella escupiendo en utensilios de la casa, restregando el mono de Miriam (su obsesión) por el suelo, agrediéndola en cierta manera tirándole migas encima, presuntamente insinuando un pasado oscuro de Saavedra en Perú dedicado a sitios de lucecitas… y todo eso, no se ha visto en Gran Hermano. Había que contener el odio a Mónica y que ésta continuará más tiempo fuera.

Los abucheos falsos a Miriam. La peruana ha sido la gran protagonista de esta edición y, obviamente, la gran merecedora del premio final. Sin embargo en una de las galas fue muy evidente que el programa uso abucheos falsos de un vídeo de Youtube para amedrentar a la concursante y dar la sensación de que el público empezaba a estar en contra de ella. Y todo lo contrario, ha sido y es de las que más aplausos ha originado por parte del público dentro de esa casa. Las mentiras tienen las patas muy cortas, y enseguida se descubrieron que los abucheos eran mentira. Las redes sociales, una vez, alucinaron. Y otra vez más, ni cadena ni productora decidieron hacer examen de conciencia.

Apología de la agresión por parte de Aramis Fuster. Lo último ocurrió en la pasada gala donde Aramis Fuster dijo que sería capaz de “meterle dos hostias con la mano abierta a Miriam”. Y todos conocemos las ganas de protagonismo y de espectáculo zafio que tiene esta señora, por lo que sería capaz de hacerlo el próximo jueves cuando Miriam llegue a plató. ¿Qué ha hecho la cadena y la productora? De nuevo, mirar hacia otro lado. Jorge Javier la reprendió con una sonrisa y hablándole como si fuera una niña pequeña. Y los demás enmudecimos.

Estas solo han sido las polémicas más significativas, pero ha habido más. Y no se ha hecho prácticamente nada por remediarlas, ni un “mea culpa” por parte ni de Telecinco, ni de Zeppelin. El éxito les ha nublado, un 30% de share es mucho share para que alguien les tosa. ¿Y en qué se traduce todo esto? En que el espectador crea menos en el juego limpio del programa, en sus votos, en todo. Prostituyen la naturaleza de un formato por no hacer frente a las vergüenzas de esta edición. Y no pasa nada. En fin, nunca es tarde para meditarlo. Esperemos… ¿sentados?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *