100 razones por las que Miriam es la justa vencedora de GH VIP 6
21/12/2018
GH DUO, el cementerio de dinosaurios que T5 necesita más que nunca
09/01/2019

La Voz, mismo perro pero con diferente collar

Antena 3 estrenó anoche nuevo programa de gorgoritos, o más bien el “robo” que hace unos meses le propició a su cadena rival Telecinco. La Voz llegó por todo lo alto con casi 4 millones de espectadores y un 25% de audiencia. Un éxito tremendo tras intensas y cansinas campañas de marketing aunque, pese a lo que se había vendido, con pocas novedades.

La principal cadena de Atresmedia está de enhorabuena, el estreno anoche de La Voz en Antena 3 fue todo un éxito de audiencia siendo líder absoluto del prime time con audiencias que hacía tiempo, en su versión adulta, había perdido de vista.

Si hay que felicitar a alguien en esta cadena es al equipo de publicidad y marketing, han sabido vender el talent como no lo supo vender nunca Telecinco y todo con unas intensísimas campañas de promoción que, en ocasiones, han resultado ser muy pesadas. Recordando el bombardeo que suele hacer Telecinco con sus estrenos en cine, véase el caso de Tadeo Jones o Super López. Sin embargo, objetivo cumplido: A3 ha hecho en tan solo un programa que el formato parezca más suyo que de T5.

Eso sí, las novedades no son tantas como se han querido vender y quizás era lo más inteligente porque si algo funciona ¿para qué tocarlo en exceso? El sentimentalismo / dramatismo de algunos aspirantes a La Voz forma parte del ADN del programa y no podían faltar, por supuesto. Sin embargo el estreno abusó de ello permitiendo al espectador disfrutar de pocas actuaciones, que se supone son la columna vertebral del formato.

El maestro de ceremonias fue sin duda Antonio Orozco, que se mueve como pez en el agua en La Voz y hace un tándem juguetón como de “amigos de toda la vida” con Luis Fonsi en su papel de “gran estrella del programa”. Orozco robó protagonismo a una Eva González que estuvo correcta y que ha demostrado como sus años en Máster Chef le han dado una naturalidad indispensable para presentar un programa de televisión y eso se agradece. Aunque había momentos que pensábamos que iba a decir “aspirantes a sus cocinas”. Nos tiene que dar tiempo para acostumbrarnos.

Disfrutamos de pocas actuaciones y de exceso dramatismo

Pablo López pasó más desapercibido en el estreno de La Voz aunque su voz fue la que mejor sonó en todo el programa con esa gran actuación con la que nos deleitó y la buena sorpresa de la noche fue Paulina Rubio. Es curioso tener que juzgar a gente que canta mejor que una misma. La mexicana lejos de esa imagen más alocada estuvo serena con muy buenos consejos para todos los aspirantes y ese puntito feminista y reivindicativo que se agradece.

Como puntos a favor la ausencia de 3 aspectos claves que hubieran pesado sobre la migración de La Voz de Antena 3 a Tele 5: el flamenquito -que terminó jugando en contra del propio programa por abusar de este precioso género- y dos caras que eran “muy de la cadena amiga”: Jesúz Vázquez –un rostro demasiado quemado por T5- y Malú, que se agradece que no esté en la nueva Voz sentando cátedra como solía hacer, aunque me odien sus fans.

Esta noche le espera el estreno del frikismo puro y duro, de la perversión más grotesca y quizás placentera del formato Gran Hermano, el GH DUO con parejas de famosos y veremos si el estreno fue un espejismo o si los martes podrá enfrentarse con éxito también a otro gran formato de la televisión. De momento La Voz volvió con solera, con un gran espectáculo pero siendo lo que ha sido siempre, La Voz, un gran espectáculo allá dónde se emita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *