GH DUO, el cementerio de dinosaurios que T5 necesita más que nunca
09/01/2019
“El embarcadero” una serie que busca mover los cimientos de lo establecido.
17/01/2019

Algo no funciona en GH DÚO

GH DÚO no está resultando el reality que todos esperábamos. Tras una última y brillante edición de GH VIP, Telecinco ha decidido estirar el chicle con una edición por parejas que a nivel de contenidos se queda coja y aburrida por momentos. Como pasó con GH Revolution, en ocasiones los experimentos no funcionan.

GH DÚO ha bajado su audiencia en la segunda gala y lo que es más significativo, no ha sido el huracán que se esperaba ni ha sido problema alguno para que los estrenos de Atresmedia hayan empezado con muy buen pie (Dónde estabas entonces en La Sexta y Manifest en Antena 3).

Twitter es, en ocasiones, un buen patio de “vecinos” donde testar si algo gusta o no gusta. Cualquier reality de T5 es TT, de eso no hay duda, pero ya muchos tuiteros aseguraban anoche sentirse aburridos ya no solo con la tediosa gala de anoche si no con este nuevo reality. La cosa está en que no pasa nada y eso para un programa de estas características es lo peor que puede pasar.

El experimento de llevar dúos o tríos con historias “pendientes” en el pasado dudo que dé para tres meses de programa. Muchos de ellos ya han pasado página o simplemente han cambiado y están más en el reality por ganar dinero y salir en TV que por importarle el dúo o el trío que le ha tocado.

GH DÚO es un cementerio de viejas glorias del Universo Telecinco. Concursantes que ya hemos visto en demasiados programas por lo que nos provocan, incluso, hartazgo y desdén: Ylenia, Fortu, Paquirrín, Carolina Sobe, Yurena, el ex de Karina… ¿no había gente con historias nuevas que llamasen la atención del espectador? Da la sensación de que los hemos visto en mil sitios, en platós del Deluxe, en otros programas de la cadena… no ha habido un factor sorpresa.

Los “nuevos” fichajes no tienen esa singularidad que empatice el interés del espectador: Julio Ruz, Irene y Candela no llegan a transmitir nada. Sus historias posiblemente no sean mucho más interesantes que varias entrevistas de una hora en diferentes noches del Deluxe. Pero no para un reality.

Concursantes demasiados vistos, resabiados y forzados con cero naturalidad. Hasta las gracias de Carolina Sobe parecen pensadas de antemano. Tan solo hemos descubierto un Alejandro Albalá que todos creíamos que era un caza famosas y parece que el chico sí está enamorado de Sofía Suescun, ¡qué cruz! Pero poco más. GH DÚO o espabila o mucho me temo que ni será el rival duro que batir cada jueves, ni dará los contenidos que se espera. Y, cómo no, tampoco será el bastión de este invierno de Tele 5. Ayer, insólito en mi, cambié de canal a medianoche. La gala me dormía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *