La 1 estrena la segunda temporada de ‘Prodigios’
14/02/2020
‘Tu cara me suena’, lo más visto de la TV el viernes
15/02/2020

Los cuernos de Christofer

'Poco se habla de...' . EPDA

En el último mes seguro que has escuchado, en más de una ocasión, como alguien gritaba: “¡Estefaníaaaaaaa!”. Tranquilo, la gente no es que se haya vuelto loca, solo se han enganchado a ‘La isla de las tentaciones’, el último reality de Mediaset que ha logrado enganchar a 4 millones de espectadores. Media España no ha querido perderse como cinco parejas que pendían de un hilo, medían su amor encerrados en una isla paradisíaca con hasta diez tentaciones de carne y hueso que pueden quitar el hipo tanto a ellos como a ellas. El resultado estaba claro…con tanta tentación alguien tenía que caer y le tocó al pobre Christofer. Su novia Fani le puso los cuernos y bien puestos con su tentación Rubén y su ya exnovio reventó en medio del atlántico gritando su ya famoso: “¡Estefaníaaaaaaaa!”.


Es sorprendente ver como una vez más un programa tan banal vuelve a liderar el ránking de audiencias en el último mes. Mientras, la series se hunden. No hay manera de que los españoles nos volvamos a entusiasmar con una serie. ‘El Pueblo’ es la única novedad televisiva que parece haber contagiado al público. Sin embargo, series de gran calidad como han sido ‘Malaka’ o ‘Néboa’ de TVE no han alcanzado ni la doble cifra. Pero lo mismo ocurre con programas tan entretenidos y curiosos como es ‘Planeta Calleja’ o el programa ‘Auténticos’ de La Sexta, donde Alberto Chicote ayuda a niños con diversidad funcional a alcanzar sus sueños. Tampoco nos conquista recordar lo que pasó en los 2000 con el programa ‘¿Dónde estabas entonces?’. Pero, ¿qué le pasa a la audiencia? ¿Tanto nos aburren los contenidos de calidad que nos dejamos llevar por la basura televisiva con tanta facilidad?


Nos gusta más un buen culebrón que un documental histórico. Yo soy la primera que prefiere llegar a casa y ver un capítulo de ‘The Big Band Theory’ repetido que cualquier otra cosa. Pero pienso que hay muchas otras ofertas en la televisión que una isla “cuernopita” como diría el periodista, Ferrán Monegal. El único atisbo de elegancia lo marca ‘¿Quién quiere ser millonario?’ de Antena 3, quien parece haber encontrado su espacio y un público fiel en tan solo cuatro entregas.


Lo cierto es que la televisión y la preferencia ha cambiado mucho en los últimos años. Nos enganchamos a las series de Netflix y HBO y nos aburre todo lo demás. Vemos la televisión de otra manera, en ella solo triunfa la telerrealidad, así que la opinión pública en vez de hablar de historia, cine, música u otros hobbies más interesantes, prefiere debatir sobre los cuernos de Christofer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *